lunes, 22 de julio de 2013

Benjamin Graham

Benjamin Graham nacio en Londres, el 8 de mayo de 1894 y fallecio el 21 de septiembre de 1976, fue un economista influyente y un inversionista profesional. Graham es considerado el primer proponente y partidario del Value Investing (inversión con valor), una estrategia de inversión que empezó a enseñar en Columbia Business School (Escuela de Negocios de Columbia) en 1928 y cuyo término refinó posteriormente a lo largo de las ediciones de su famoso libro Security Analysis (Análisis de Valores), co-escrito con David Dodd. 
 
Graham nació en Londres pero se mudó a Nueva York con su familia cuando tenía 1 año de edad. Sus padres cambiaron el nombre familiar (originalmente Grossbaum) a Graham en abril de 1917, durante la primera guerra mundial, ya que los nombres de origen alemán eran vistos con sospecha por ese tiempo en Inglaterra.. 
 
Después de la muerte de su padre y habiendo vivido varios años en la pobreza, se graduó de Columbia, en el segundo lugar de su clase, a la edad de 20 años. 
 
A pesar de haber recibido una oferta de empleo como instructor de Inglés, Matemáticas y Filosofía, decidió tomar un trabajo en Wall Street para posteriormente fundar la Graham-Newman Partnership.
 
El mundo de la inversión a principios del siglo XX era muy diferente del que conocemos hoy en día, en general, sólo la renta fija se consideraba inversión, mientras que la compra de acciones se consideraba especulativa, al no existir métodos fiables para la toma de decisiones de inversión en acciones. 
 
Pocos inversores utilizaban métodos de inversión basados en los datos fundamentales de los negocios que están detrás de las acciones, siendo habituales otros métodos de pseudoinversión, como el análisis técnico, basado en gráficos y sin ningún fundamento económico, lógico ó financiero, incluso métodos de especulación pura sin ningún fundamento que lo pudiera diferenciar de un juego de azar.

Benjamin Graham consiguió modelar un método de inversión basado en la lógica, el razonamiento crítico y en el análisis financiero, conocido como value investing. No sólo eso, además este método era muy rentable en la práctica, de hecho se convertiría en el más eficaz de la historia de la inversión. 
 
Graham también participó en la creación de la Securities Act de 1.933, que ayudó a aumentar la transparencia y la información del público para recuperar la confianza tras el famoso crac del 29.
 
Benjamin Graham supo llevar a la práctica su método de inversión, creó su propia compañía, the Graham-Newman Partnership, junto con Jerome Newman, otro gran inversor de la época, en la que gestionaban un fondo de inversión abierto.

Por desgracia, actualmente no se conserva un registro de las rentabilidades obtenidas por Graham a lo largo de su trayectoria como inversor, no obstante, se estima que la rentabilidad media anual fue de entre un 15 y un 20% entre 1.936 y 1.956 durante su época de gestor en la Graham Newman Partnership.
 
Benjamin Graham, maestro de maestros
 
A pesar de que Graham fue un gran inversor, es más conocido por su labor de formador que por su faceta como inversor. Fue profesor en la Universidad de Columbia, donde instruyó a algunos de los mejores inversores de la historia. 
 
Entre sus alumnos más célebres se encuentran:
 
Warren Buffett reconoce que Graham fue quien le proveyó con una sólida estructura intelectual para la inversión y lo describe como la persona que más ha influido en su vida después de su padre.
 
Walter Schloss después de ser alumno y trabajar para Graham, fundó su propia empresa de inversión logrando una rentabilidad media de un 15,3% en un período de 5 décadas, superior al 10% de media del S&P 500 durante la misma etapa, unos resultados difíciles de igualar.
 
Irving Khan en la actualidad Longevo invesor, siendo el de mayor edad que sigue en activo en Wall Street a la edad de 107 años.

Como hecho anecdótico, Graham tuvo tanta influencia sobre estos inversores, que tanto Buffett como Khan decidieron poner a sus hijos nombres en honor a éste: Howard Graham Buffett y Thomas Graham Kahn.
 
La bibliografía de Benjamin Graham: Su gran legado
 
Benjamin Graham es el autor de un gran número de publicaciones relacionadas con el mundo de la inversión, publicó tanto artículos académicos como libros, entre los que se encuentran grandes clásicos de la inversión. 
 
Entre ellos destacan dos libros que todo inversor debe tener en su biblioteca particular:

El Inversor Inteligente: Este libro sienta la base teórica y los fundamentos sobre los que se asienta el value investing. Por ello, es considerado como “la biblia del value investing”. .
 
Security Analysis: Escrito en colaboración con su ayudante David Dodd. Libro centrado en la valoración de inversiones desde un aspecto técnico con un enfoque más práctico que “el inversor inteligente”.

Graham exhorta al participante del mercado de valores a hacer una distinción fundamental entre inversión y especulación. En su libro Security Analysis, propone una definición clara de inversión que se distingue de lo que él considera especulación: "Una operación de inversión es aquella que, tras un analísis meticuloso, promete seguridad del principal y un retorno de inversión satisfactorio, una operación que no cumple con estos requisitos es especulativa".

Para Graham, un título accionario debe verse como una participación en un negocio, con esa perspectiva en mente, el dueño de una acción no debe preocuparse demasiado por fluctuaciones irregulares de precios, ya que el valor verdadero de una acción se refleja a largo plazo en su precio.

Graham también distingue entre el inversionista pasivo y el inversionista activo. 
 
El inversionista pasivo, también llamado inversionista defensivo, invierte cautelosamente, busca acciones con valor y compra a largo plazo. 
 
El inversionista activo tiene más tiempo, interés y posiblemente más conocimiento especializado para buscar compras excepcionales en el mercado.

Graham recomienda invertir tiempo y esfuerzo en analizar el estado financiero de una compañía que está disponible en el mercado de valores. 
 
Si el precio de la acción es más bajo que su valor intrínseco, hay un margen de seguridad y es apropiada para invertir.

Para Graham, una inversión es inteligente cuando se parece a una inversión de negocios. Warren Buffett considera que estas son las palabras sobre inversión más importantes que se hayan escrito. Graham dice que una inversión es buena ó mala no porque otros estén de acuerdo ó en desacuerdo con ella, sino porque los datos, cifras y su análisis son correctos.

La alegoría favorita de Graham es la de Mr Market, un tipo que aparece diario a la puerta de un inversionista ofreciendo comprar ó vender sus acciones a un precio diferente. A veces el precio ofrecido por Mr Market suena verosímil, a veces ridículo. 
 
El inversionista tiene la opción de estar de acuerdo con el precio y negociar con él ó ignorarlo totalmente. A Mr Market no le importa, y al día siguiente volverá con otro precio. 
 
El punto es que el inversionista no debe determinar el valor de sus acciones de acuerdo con los caprichos de Mr Market, sino beneficiarse de las locuras del mercado y no participar en ellas. 
 
El inversionista estará en mejor posición si se concentra en el desempeño real de sus compañías y recibiendo dividendos, y no en la conducta irracional de Mr Market.

Graham criticaba a las corporaciones de su tiempo por presentar reportes financieros confusos é irregulares, que hacían difícil para el inversionista discernir el verdadero estado de finanzas de un negocio. Era partidario de los dividendos, más que del principio de retener ganancias. 
 
También criticaba a aquellos que aconsejaban comprar una acción, sin tomar en cuenta el precio, en virtud de su crecimiento proyectado, y sin llevar a cabo un análisis profundo de la condición financiera real del negocio. Estas observaciones todavía son relevantes hoy en día.

El planteamiento de Mr Market ha sido cuestionado en los últimos años, sobre todo por defensores de la teoría del portafolio moderno, entre otros William J. Bernstein, cuyo libro The Intelligent Asset Allocator cuestiona directamente al de Graham (El inversor inteligente (libro)). 
 
Esta teoría plantea que es imposible en términos generales para un individuo ser más listo que el mercado, y es ampliamente discutida en escuelas de negocios americanas e inglesas. No obstante, el planteamiento de Graham mantiene varios seguidores.

Según Warren Buffett, Graham deseaba cada día hacer algo insensato, algo creativo y algo generoso. Y para Buffett, Graham se distinguía particularmente en lo último.
 
Benjamin Graham es posiblemente la persona que más haya influido en el mundo de la inversión en el siglo XX. Considerado el padre del value investing, maestro de maestros,  entre los que se encuentra Warren Buffett, el inversor más exitoso de todos los tiempos. Como veremos, su legado sigue más vivo que nunca.

Frases célebres de Benjamin Graham

Las pérdidas más importantes de los inversores suelen provenir de la compra de activos de baja calidad en tiempos de bonanza económica.
 
La inversión es más inteligente cuanto más se parece a una operación empresarial.
 
Es sorprendente ver cuántos empresarios tremendamente capaces tratan de operar en Wall Street desentendiéndose de todos los principios de sensatez con los que han conseguido el éxito en sus propias empresas.
 
Las personas que no pueden controlar sus emociones no son aptas para obtener beneficios mediante la inversión.
 
Usted no tendrá razón ni se equivocará por el hecho de que la multitud no esté de acuerdo con usted. 
 
Tendrá razón porque sus datos y su razonamiento sean correctos.
 
Conseguir unos resultados de inversión satisfactorios es más sencillo de lo que la mayoría de la gente piensa; conseguir unos resultados superiores es mucho más difícil de lo que parece.

1 comentarios:

alejandro paspuezan dijo...

Cordiales saludos:

Felicitaciones por poner a disposición del público tan inportante página, para una buena educación financiera, que tanta falta hace en estos tiempos.

Sigan adelante con esta importante cometido.

Atentamente,

Ing. Miguel Guaraca
RIOBAMBA-ECUADOR

Publicar un comentario