sábado, 20 de enero de 2018

Entrevista a Larry Tentarelli


Larry Tentarelli es un trader norteamericano independiente, que opera por cuenta propia desde 1998, creció en una familia cercana al negocio de los agentes de bolsa, también trabajo como agente de bolsa para Merrill Lynch en Boca Ratón desde 1999 a 2003 y entonces dejó de operar aunque continuó estudiando trading y los mercados. 

Después de fracasar tras varias tentativas con técnicas discrecionales, fundamentales y a corto plazo, aprendió del doctor Elder cómo hacer un plan antes de acercase al mercado, finalmente descubrió cómo automatizar sus operaciones tras leer el libro de Michael Covel “Seguidores de tendencias”.

Ahora realiza pruebas intensas y simulaciones para construir programas que se adaptan a su estilo de trading, y a seguir rangos temporales de largo plazo.

A continuación la entrevista a Larry Tentarelli:

Entrevistador:        ¿Cuánto tiempo lleva operando en los mercados?

Larry Tentarelli:     Desde hace 16 años, comencé en el 1998, también he sido un agente de bolsa de Merrill Lynch desde 1999 hasta el 2003.

Entrevistador:        ¿Cual es su estilo de trading?

Larry Tentarelli:     Sigo un sistema basado en el seguimiento de tendencias del precio, técnicamente podríamos decir que el precio le dicta lo que hay que hacer a mis programas. 

No opero en base al análisis técnico tradicional de patrones en los gráficos ó usando otros indicadores sino que sigo programas informáticos simples basados en roturas de tendencia y en las medias móviles.

Paso una cantidad considerable de mi tiempo investigando, probando y desarrollando programas que se adapten a mi personalidad, con el tiempo he simplificado los programas y he logrado un mejor rendimiento tras la simplificación. 

Así que ahora sólo opero la acción del precio y medias móviles, no los combino con ningún otro método de trading.

Entrevistador:        ¿Cómo se siente cuando una operación va en su contra?

Larry Tentarelli:     Me implico poco emocionalmente con mis operaciones perdedoras, sé que mi estilo de negociación siempre va a tener operaciones perdedoras, pero también sé que tiene una muy buena expectativa. 

Guardo mis emociones bajo control, porque me las arreglo para cortar rápido a las operaciones perdedoras, cuando comienzan a moverse en mi contra, sé que cuando he entrado mal en una operación el precio me sacará y habré cortado la pérdida rápido pudiendo centrarme en la siguiente. 

Las operaciones perdedoras son, literalmente equivalentes al coste de hacer negocios lo cual es inevitable, la gestión de minimizar las perdidas es clave, mi estilo de negociación se basa en cortar rápidamente las pérdidas y en mantener las operaciones ganadoras lo más posible.

Entrevistador:        ¿Cómo se siente cuando una operación va a su favor?

Larry Tentarelli:     Al seguir el proceso de un quant, es fácil decir que “no hay emociones” pero como le ocurre a todo el mundo, a mí también me gusta ganar, me desconecto rápidamente de mis pérdidas, pero me gusta ganar el “pleno” como a cualquier otro. 

No sólo significa que eres financieramente rentable, sino también es una buena confirmación de que los programas funcionan en tiempo real, cuando estoy en una operación sé que puede convertirse en una gran ganadora si el momentum se refuerza.

Entrevistador:        ¿Cómo han cambiado sus sentimientos a lo largo de su carrera como trader? ¿Cómo se sentía al inicio y cómo ha cambiado con el tiempo?

Larry Tentarelli:     Cambié a un proceso cuantitativo porque yo era un mal trader discrecional, durante años cometí muchos errores básicos, operar en exceso, operar emocionalmente con las noticias ó con las “sensaciones”. 

Pasé por dos etapas de trading y me alejé de la operativa discrecional, al principio, me gustaba personalizar mis operaciones en un esfuerzo para tratar de confirmarme a mí mismo que erar un trader de éxito, pero no me funcionó. 

Ahora estoy al otro lado de la valla en donde acepto que no se conoce el futuro y que todos los datos conocidos se reflejan en el gráfico del precio, leí hace mucho tiempo que el eslabón más débil de cualquier sistema de trading es el propio trader, yo definitivamente encajé en esa definición antes de que empezara a seguir directamente al precio.

Entrevistador:        ¿Practica alguna actividad no relacionada con el trading para ayudarse mental y emocionalmente?

Larry Tentarelli:     Pasar el tiempo con mis dos hijos pequeños me satisface, también hacer ejercicio y escuchar música clásica, afortunadamente para mí, no opero con mucha frecuencia porque mis programas se adaptan a mi personalidad, cuya naturaleza es de más largo plazo. 

Hasta cierto punto la mayor parte de mi trading es automático, tengo predefinidas las entradas y salidas, es decir, stops de compra/venta durante las roturas ó trailing stops/stop de pérdidas. 

Si se toca el stop se ejecuta la orden y sigo con la siguiente, como uso programas no tengo el estrés del trading intradía, si estoy negociando por ejemplo con un programa de ruptura de 200 días ó de rotura de la media móvil de 40 semanas, no tengo que mirar a la pantalla todo el día. 

Yo no hago trading intradiario ó swing trading en absoluto, y por suerte ya no opero nunca más de forma discrecional, puedo consumir un montón de tiempo haciendo pruebas y desarrollando mis programas, pero así no tengo que vigilar los mercados todo el día.

También hago ejercicio regularmente, voy a que me den masajes y escucho música clásica para relajarme.

Entrevistador:        ¿Siempre ha hecho esto?

Larry Tentarelli:     No, antes pasaba todas las noches leyendo las noticias y las opiniones de los analistas para luego ser vapuleado emocional y mentalmente.

Entrevistador:        ¿Cómo aprendió a gestionar los sentimientos que afloran con el trading?

Larry Tentarelli:     La mejor manera es automatizar el proceso y eliminarse de la ecuación, si entro en una racha de pérdidas reduzco el tamaño de mis posiciones hasta que se estabiliza ó veo que las posiciones comienzan a funcionar de nuevo. 

He leído varias formas de tratar las rachas de pérdidas ó el estrés, y no hay un tamaño que se ajuste a todos, muchos aumentan sus posiciones intentando recuperar, pero yo me centro en la protección de mis ganancias perdiendo menos cuanto tengo una mala racha, especialmente cuando hay un retroceso a una gran tendencia.

Entrevistador:        ¿Puede describirnos un momento en su carrera como trader durante la cual realmente llegó a comprender que gran parte del trading se reduce a factores psicológicos?

Larry Tentarelli:     Sí, cuando dejé de operar debido a mi frustración y pérdidas, me di cuenta que los mercados no me golpearon, me golpeé yo mismo, la línea clásica de Jesse Livermore. 

Creo firmemente que la mayoría ó casi todo el trading que usa un marco temporal largo es psicológico, muchos no operan para ganar dinero, muchos traders lo hacen por otros motivos emocionales, lo cual no es generalmente productivo. 

Una vez acepté plenamente que ni yo, ni nadie, es capaz de predecir nada coherente y rentable en los mercados, y lo asimilé tal que sólo operaba el precio, mis resultados mejoraron drásticamente y mi visión fue mucho mejor. 

Sé que en realidad no sé nada, pero eso me pone un paso por delante de los que aún no han aprendido esto, partiendo de la base de que he aceptado que no sé nada, sigo libremente al precio y no me desvío. 

Hoy por ejemplo he cambiado de largo a corto en GDX (ETF de las minas de oro de Market Vectors) y el significado de este cambio para mí es tan insignificante como la lectura de un cazo de sopa, ninguno.

Entrevistador:        Si pudiera dar un consejo a los aspirantes a traders acerca de cómo gestionar emocionalmente al mercado, ¿qué les diría?

Larry Tentarelli:     Creo firmemente que el mejor consejo que les puedo dar es que reduzcan sus operaciones en todos los aspectos, operar con pequeñas posiciones, menos posiciones abiertas, con menor frecuencia, etc. 

El trading puede ser muy emocional y estresante por toda una serie de razones: la cantidad de datos disponibles, el flujo de noticias constante, tener dinero real en línea, la necesidad de sentir que hay que hacer constantemente algo. 

La mayoría de los nuevos traders quieren hacerse ricos de noche a la mañana, pero las estadísticas demuestran que es mucho más probable que quiebren rápidamente. 

Cortar todo a la mitad: la mitad del riesgo, las posiciones, el tamaño, la frecuencia, todo, todos pagamos el precio de aprender a operar, a mí me llevó años, aprendí del trabajo del Dr. Alexander Elder que dice que el objetivo de todo nuevo trader es simplemente sobrevivir al inicio. 

Es muy buen consejo, lo primero que aprende un profesional es a no tener grandes pérdidas, luego a ganar dinero, los nuevos traders tienen los papeles cambiados, lo cual no les ayuda, protéjase de las pérdidas y deje que las ganancias se cuiden por ellas mismas.

--------------------------------------------------------------------------------------------------
FUENTE:                                   TRADES´ MAGAZINE